Email

lunes, 26 de diciembre de 2016

La gran renuncia de los hombres.



En 1930, un psicoanalista británico el psicoanalista John Carl Flügel acuñó el término "La gran renuncia de los hombres.", incluida en su libro ‘Psicología del vestido’. Por medio de la misma se etiquetaba una conservadora actitud masculina hacia la ropa que llevaba vigente más de 120 años.

Todo comienza con la Revolución Francesa, y es que la negación del Antiguo Régimen también afectó a la indumentaria. Hasta esa fecha, las leyes suntuarias marcaban cómo se debía vestir en función del estrato social al que se perteneciera, con colores y prendas reservadas para la aristocracia. De ahí que, en aras de la fraternidad, una de las máximas del Nuevo Régimen ("Liberté, égalité, fraternité"), sus líderes optaran por definir un traje que estandarizara al hombre desafiando a la tendencia imperante. Y es aquí donde comienza el hombre sobrio.

La reforma se consolidó a través de diversos factores que ayudaron a su popularización. Por una parte, el económico. Hasta la fecha, el tejido era la parte que más inversión requería en un traje, pudiendo suponer hasta el 95% del precio final de una prenda. Los bordados llevaban horas de trabajo manual, los tintes suponían costosísimas inversiones y eso había que pagarlo. El nuevo uniforme que se planteaba resultaba mucho mas económico y además servía de tábula rasa para todos. No solo eliminaba la diferencia de clase sino que también muchos más hombres iban a poder vestir igual que su jefe. Nadie sabría a primera vista, por tanto, si quien tenía delante era un par de Francia, a un alto funcionario o a un burgués.

Sumado a lo anterior, en estas fechas comienza la dignificación del trabajo. Si hasta la fecha trabajar era símbolo de una clase inferior, ahora se empezó a ver bien el concepto de hombre de negocios. Atrás quedaban los salones de Versalles o el campo de batalla donde la nobleza ocupaba su tiempo sin prestar atención a los asuntos materiales del día a día. Comenzaba a estar bien visto el preocuparse por el devenir de las empresas. Y esto hacía necesario el empleo de un traje que permitiera trabajar. La comodidad se impuso y ayudó a que fuera más fácil olvidar los aparatosos vestidos del siglo XVIII. Tan ligada va esta idea con el nuevo traje que incluso Flügel se plantea en su obra la posibilidad de que el increíble avance industrial que se da en estos tiempos, un gran siglo para los inventos, tenga mucho que ver con que el hombre cambió de traje.

Y no solo eso. Además de dignificar al hombre que trabajaba en un despacho, es en este momento cuando se empieza a edificar la figura del hombre sobrio: de oscuro (negro a ser posible) y sin ningún tipo de accesorio ya que se entiende que no son necesarios para el trabajo. El hombre es la parte seria de la pareja. La decoración se reserva para la mujer que pasará a ser el escaparate de la bonanza económica de la familia y del éxito en los negocios de su cónyuge.

Más de 200 años después, y tras muchos vaivenes en la moda masculina, con especial atención a momentos como la locura de los 70 o el nacimiento del metrosexual, empezamos a recuperar nuestros derechos en el mundo de las tendencias. En el siglo XXI, el hombre vuelve a preocuparse por cómo viste y comienza a perderle miedo al color. El mundo del deporte ha servido como punta de lanza a la hora de conquistar el terreno perdido (piensa en Beckham, Cristiano Ronaldo, Russell Westbrook...) y las marcas de moda los han apoyado lanzando colecciones cada vez más arriesgadas donde el color es fundamental. ¿Crees que eres un moderno por llevar camisetas estampadas con piñas o helados derritiéndose? Sentimos ser tu jarro de agua fría. Ya sucedía más de dos siglos atrás.

Ejercicios básicos que deben incluirse en cada entrenamiento.

Estos ejercicios clásicos con su propio peso, ayudará mantener un cuerpo fuerte y vigorizado.




Cuando el ejercicio se realiza correctamente, no sólo afecta a los brazos y el pecho, y los músculos del cuerpo, y presione hacia abajo.

Salto en una etapa.



No hay nada más fácil que para subir un escalón. Pero si haces un par de docenas de veces, la respiración se acelera.

Saltando hacia adelante.



Este ejercicio no es muy adecuado para el entrenamiento de fuerza, pero es útil como un calentamiento. Permite que se caliente rápidamente y estirar los músculos de la espalda, el cuerpo, las piernas, por lo que sigue antes de comenzar el entrenamiento principal.

Spiderman



A continuación, convertir este ejercicio en su plan de formación! Es intensamente afecta a los brazos, piernas, abdominales y cuerpo. Sí, está bien!

Salto de longitud



Saltar es un ejercicio indispensable para aquellos atletas que quieren desarrollar la fuerza explosiva de sus músculos. Una gran manera de aumentar la velocidad, la agilidad y la coordinación.

Arriba y abajo.



Uno de los mejores complejos de ejercicios de todos los tiempos. Sustituye a unos simples movimientos. Aquí usted y flexiones, sentadillas y saltos y - en resumen, todo lo que necesita a la vez.

Caminar en la pared.



Este ejercicio está diseñado para atletas avanzados que no han impresionar a los simples flexiones. Trate de estar en una parada de manos, dando un paso constante hasta los pies de la pared. Cuando está bien dominado, este movimiento, puede probar las verticales flexiones.

pull-ups



Este ejercicio - uno de los pocos que se utiliza como una complicación de todo el peso de su cuerpo. Tal vez por eso las personas se les da es muy difícil de sobrepeso. Lo que sería un incentivo adicional para bajar de peso!

ángulo comprendido



La realización de este ejercicio, es preciso que el sentido del equilibrio, debido a la congelación en una posición tan incómoda, resulta que no es fácil. Pero como resultado obtendrá una vez con los cubos codiciados en el estómago.

El puente sobre una pierna



Utilice este movimiento cuando se está sintiendo dolor en la espalda baja. Es notable que fortalece los músculos del cuerpo, como resultado de la columna recibe el apoyo más fiable. 



¿Adivinar lo que es?


Base de almacenamiento en California, EE.UU., 1953.

Esta impresionante foto tomada en 1953 es de un almacén de boyas flotantes que estaba situado en un punto secreto de la Autopista 101 en los EEUU, las cuales servían para desplegar unas enormes redes para “pescar” posibles sumergibles enemigos en plena Guerra Fría. Eran las llamadas “redes anti-submarinos”.
La Primera Guerra Mundial marcó el comienzo del uso de los submarinos como arma estratégica y, lógicamente, también del advenimiento de las primeras medidas de seguridad contra ellos. Los primeros experimentos para utilizar este método para “pescar sumergibles” (o, por lo menos, para impedir que entraran en los puertos) comenzaron a principios del siglo XX.


Pastor de Dios utiliza extraños y peligros métodos para expulsar a los demonios de los fieles.



Peniel Bennett Mnguni es un pastor sudafricano único. Su capacidad para ser envidiado, tal vez por Dios mismo. El hecho de que todo lo cura expulsando los demonios con curiosos y peligrosos métodos. Con este fin, el pastor hace que la gente coma serpientes vivas, diciendo que se volverán a chocolate, trapos, escombros, pelo, hierba, pinzas de cangrejos, se sube sobre ellos a caballo, desnuda a las niñas y se dirige a él en los zapatos, completamente privado de una mujer , hundiendo la cabeza en un congelador, y otro de los pilares de hormigón triturado, saltando sobre las personas desde la altura, empujando su coche, aerosoles insecticidas.

Ahora volvió a causar revuelo en Sudáfrica con sus enseñanzas. En el pasado, les enseñó a los fieles a quitarse la ropa para luego sentarse sobre sus cuerpos y orar por ellos para que fueran sanados. También ha ofrecido serpientes vivas en un culto afirmando que “por la fe”, milagrosamente se convertirían en chocolates.
























































Si se parte de algo falso se puede demostrar cualquier cosa.


Una famosa anécdota del filósofo y matemático Bertrand Russell,  es la demostración de que “Si 2+2=5, entonces yo soy el Papa”. Parece ser que la historia ocurrió tal que así:
Estaba Bertrand Russell dando una charla sobre sistemas lógicos cuando afirmó que si se partía de una premisa falsa, entonces se podía demostrar cualquier cosa. Una de las personas que estaba escuchando le preguntó:
– Entonces, ¿si suponemos cierto que 2+2=5, entonces puede demostrar que usted es el Papa?
A lo que Russell contesto afirmativamente, demostrándolo de la siguiente forma:
– Supongamos que 2+2=5. Entonces, restando 3 a ambos lados obtenemos que 1=2. Como el Papa y yo somos dos personas y 1=2, entonces el Papa y yo somos uno. Por tanto, yo soy el Papa.
Sublime, como casi siempre, el señor Russell.


La expresión «2 + 2 = 5», o «dos más dos es igual a cinco», se utiliza a veces como un breve sofisma destinado a perpetuar una ideología política. También ilustra la naturaleza de la lógica formal, que estudia los mecanismos de razonamiento, independientemente de la sustancia a la que se pueden aplicar.

En lógica
El lógico y filósofo británico Bertrand Russell (1872-1970), usó esta suposición matemática para ilustrar el principio de que cualquier conclusión se puede deducir de una proposición contradictoria.

Se dice que uno de sus estudiantes de filosofía le preguntó: «Imagine que usted piensa que 2+2=5, ¿se puede deducir que usted es el papa?». A lo cual Russell respondió:

Supongamos que 2 + 2 = 5; Restemos 3 de cada uno de los miembros de la identidad; obtenemos 1 = 2. Por simple simetría, 1 = 2 implica que 2 = 1. Ahora, dado que el papa y yo somos dos personas distintas, y dado que 2 = 1, el papa y yo somos uno. Como resultado de ello, yo soy el papa.
En literatura
El periodista británico George Orwell usó esta expresión en su libro 1984 como un ejemplo claro de los dogmas falsos dictados por el Gran Hermano. Es un claro contraste con la frase dos más dos es igual a cuatro, la cual resulta obvia, pero políticamente incorrecta. El protagonista de la novela, Winston Smith, se pregunta en las reflexiones de su diario si la opresión del Ingsoc puede llegar ser tan grande que si el Estado afirma que "dos más dos igual a cinco", esto pasa inmediatamente a ser cierto. Debido a que Smith trabaja en una de las dependencias del Partido encargada de la manipulación de los registros históricos, él sabe que no sería extraño que esto sucediera. Luego concluye:

La libertad es poder decir libremente que dos y dos son cuatro. Si se concede esto, todo lo demás vendrá por sí solo.

En los interrogatorios realizados en la Habitación 101 donde es torturado Smith, O'Brien, el principal antagonista de la novela e interrogador del Ministerio del Amor, le deja en claro que no importa en sí la percepción de la realidad física, ya que mientras el Partido controle la percepción mental, se actúa bajo los principios del doblepensar. Pese a que Smith insiste en que le es imposible pensar otra cosa, pues él sabe que dos más dos son cuatro, O'Brien responde:

Algunas veces sí, Winston; pero otras veces son cinco. Y otras, tres. Y en ocasiones son cuatro, cinco y tres a la vez.

Ésta es una referencia de Orwell a la manipulación que se puede ejercer por parte de un movimiento político, tal como él lo viviría fielmente durante su carrera en la BBC cuando se familiarizó con los métodos de la propaganda nazi. Seis años antes de publicar 1984, Orwell escribe:

La teoría nazi de hecho niega específicamente que tal cosa como "la verdad" exista... El objetivo implícito de esta línea de pensamiento es un mundo de pesadilla en el que el líder, o alguna camarilla gobernante, controla no sólo el futuro sino también el pasado. Si el líder dice que tal o cual acontecimiento, "nunca ocurrió", bueno, eso nunca sucedió. Si dice que dos y dos son cinco, bueno, dos y dos son cinco. Esta perspectiva me asusta mucho más que las bombas.

George Orwell, «Mirando hacia atrás a la guerra civil española.» (otoño de 1942).

Fórmula


            X+Y=B                   A²-A(m)+m²/4 = B²-B(m)+m²/4
             X+Y=A                        ↓              ↓
         (A)(-B)=(-n°)                 (A-m/2)²   =   (B-m/2)²
                                       
                                        * Las potencias se van:
           -n°  =  -n°                        A-m/2  =  B-m/2
            ↓       ↓                   * m/2 se van: A=B           ✓ Donde: A+B=m
         A²-A(m)=B²-B(m)

viernes, 23 de diciembre de 2016

En el interior del avión privado a Donald Trump



El futuro presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es un hombre inmensamente rico y como cualquier multimillonario, tiene un avión privado.

El pájaro de acero, Trump compró por $ 100 millones a Paul Allen, uno de los fundadores de Microsoft. Este avión fue mejorado con los más modernos equipos. Además, se cubre con oro, y en casi todos los temas se encuentra dentro de la cabina, se puede ver un logotipo de la familia Trump.

La aeronave a Donald Trump tiene su ayudante, Amanda Miller:


Cosas vistas un poco más cerca de lo habitual.



Nos acostumbramos a vivir en un mundo donde todo es absolutamente habitual, pero hoy vamos a ver las cosas un poco más cerca de lo habitual.

Aumento de 20 veces en el gusano marino


El filamento de tungsteno en lámparas incandescentes


Velcro



Herrumbre oxido


Sal cristalina


Cristales refinados y no refinados de azúcar



Sal y pimienta


Disco vinilo 1000x zoom


Ojal de la aguja enhebrada


Cuerdas de guitarra


Zoom 22.000.000h  de polvo



Hilo dental.



Pestañas humanas



La cáscara de un huevo (aumento 3.900 veces)


Los ojos de un mosquito


La estructura del diente humano


Las partículas de la sangre en un corte.


Huella dactilar


La punta del tornillo


La superficie de la lengua


La aguja para la inyección subcutánea con partículas de sangre


Grietas finas en el acero


Oruga


Polilla vista lateral. Su ojo es de unos 800 micrones de ancho.


Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...